Biografía

Nací el uno de febrero de 1953 en Barcelona. Soy la menor de tres hermanos. Me decían que mi padre me enseñaba orgulloso de mis muslos gorditos (pesaba cuatro kilos y medio) y de su paternidad otoñal (ya tenía casi cuarenta y ocho años); para mi madre, en cambio, el hecho de que yo fuera niña era una desgracia como haber nacido con una pierna menos o un brazo del revés. No fue hasta que comprobó que era una niña plácida, vivaracha y adaptable a todas las circunstancias, que me consideró un “regalo”, una garantía de compañía incondicional y sin conflictos. Hasta que el psicoanálisis y su juego de palabras me hizo ver que esta condición de “regalo” que me ligaba y me constreñía, no era más que una premisa de la que no tenía ninguna obligación de partir, y me deshice de ella. A partir de entonces pude decir a mi madre todo lo que había callado siempre y hablamos y cantamos y reímos con tanta libertad y alegría que murió repitiendo que a mi lado se estaba bien.

Comprendo que esta biografía no es ortodoxa pero me ha salido así. Ahora quizás tendré que decir deprisa y corriendo que estudié en la Universidad Autónoma cuando todavía no teníamos facultad, que me casé en 1975, un mes después de la muerte de en Franco, que tuve tres hijos, chicos los tres, que mi marido y yo construimos una casa que era un proyecto de vida, que lo hicimos con mucho esfuerzo y mucha ilusión, y que no me arrepiento, a pesar de que casi nada salió como estaba previsto. Por ejemplo no estaba previsto que él trabajaría tanto que yo sola tendría que llevar la casa y los hijos, ni que esto me llevaría a tomarme un tiempo sabático y dejar el trabajo de psicoanalista, como tampoco estaba previsto que ésta sería la mejor decisión de mi vida, porque me permití por primera vez hacer lo que me apeteciera, y me salió una novela. Tampoco estaba previsto que la enfermedad aparecería sin avisar y se lo llevaría a él antes de tiempo, en junio del 2004. Entonces yo ya había escrito tres libros y, a pesar de ser una opción poco sensata, decidí que seguiría por el camino de la escritura.

Anuncios